Acceso estudiantes
Volver

¿Cuánto tiempo dura un MBA?

La duración de un MBA depende de multitud de factores, aunque oscila entre el año y los dos años de media. La especialidad, la naturaleza online, presencial o híbrida, las prácticas y el trabajo final son aspectos que pueden acortar o dilatar los tiempos.

Accede a la Guía MBA. Un MBA es la herramienta definitiva para comenzar a potenciar habilidades esenciales con las que garantizar, como profesional o directivo, un buen devenir empresarial. Sin embargo, dado su propio éxito como posgrado y la elevada demanda que experimenta año tras año, el planteamiento de los estudios puede también adaptarse a distintos perfiles de estudiantes. Conocer cómo funcionan los distintos tipos de maestrías en Administración y Dirección de Empresas es fundamental para cualquier persona a la hora de escoger con seguridad.

En vídeo

Pulsa en el vídeo y accede a la versión audiovisual de este capítulo de la Guía MBA. Más allá de la naturaleza del propio posgrado, como su formato presencial o en línea, otro de los factores determinantes para elegir esta titulación es su duración, una variable que depende de cuestiones como, por ejemplo, la especialización de su plan de estudios. Porque hay MBA enfocados en la dirección de proyectos y otros en recursos humanos, así como en finanzas corporativas internacionales, en el marketing digital, el emprendimiento, la gestión inmobiliaria o la necesaria transformación digital en la función pública, entre otras muchas especialidades. Estas particularidades, más la presencia de las prácticas o de la realización de los trabajos finales de maestrías (TFM), así como de los diferentes perfiles de los estudiantes, de sus objetivos profesionales y de los del propio posgrado, conllevan una mayor duración del MBA. Normalmente duran un año académico, el periodo estándar de cualquier posgrado que se extiende de septiembre a junio (entre 9 y 10 meses). Los posgrados en Dirección y Administración de Empresas que duran menos tiempo, reducidos incluso a seis meses, requieren de una dedicación más intensa por parte de los estudiantes, de que inviertan más tiempo y energía en los contenidos y trabajos a presentar para finalizar los estudios. Es posible que estudiantes que no trabajen y que dispongan, por lo tanto, de ese tiempo, se decanten por una versión más intensiva de un MBA. Sin embargo, ciertas especialidades del MBA, como el Executive MBA, cuentan con una duración más amplia que alcanza un año y medio, aunque en general suelen estar diseñados para una labor a tiempo parcial. Esta modalidad combina clases virtuales con una mayor o menor presencialidad en función de los requerimientos del estudiante y de la propia universidad o escuela de negocios. Las virtudes de este tipo de MBA se acercan a las de un formato online. Incluso los hay pensados para jornadas diurnas o nocturnas, o incluso durante los fines de semana, con vistas a compatibilizarlo con el trabajo del estudiante.

Prácticas y trabajos finales

Las prácticas son otro pilar fundamental en los planes de estudio de este posgrado. Dada la gran variedad de perfiles entre sus estudiantes, es probable que muchos de ellos ya cuenten con una experiencia profesional suficiente como para solicitar el reconocimiento de los créditos asociados a ellas. Los criterios específicos para convalidar las prácticas corren a cargo de cada universidad o escuela, pero se suele pedir currículum, informe de vida laboral o cualquier tipo de acreditación del tiempo trabajado o de competencias realizadas en su puesto. Los TFM, por otro lado, también suelen posponerse o dilatar de alguna manera los tiempos hasta concluir los estudios. Pueden partir desde una idea original e inédita del estudiante. Pero, dado el número de matriculados que ya ostentan puestos de responsabilidad o que trabajan en puestos relacionados con la gestión o la dirección, los TFM pueden ser una oportunidad para realizar un estudio sobre algún aspecto más o menos amplio de la propia empresa en la que se trabaje. La idea es que ganen todos: el estudiante dispone de un tiempo para reevaluar a su propia empresa, para innovar sin la presión del día a día o desde un punto de vista quizá menos contaminado. Y la propia corporación puede valerse de ese nuevo enfoque y revisar así mediante ese estudio nuevos funcionamientos, optimizaciones diferentes o, por ejemplo, posibles ampliaciones de mercado o de financiación. No obstante, es necesario ser cauto: esas mejoras o innovaciones pueden partir de carencias o errores estructurales de la empresa en la que ya se trabaja. Y un TFM es público desde el momento en que un tribunal académico lo aprueba. Por lo tanto, toda información sensible que pueda aprovechar la competencia ha de tratarse con cuidado y, en cualquier caso, tras un permiso específico de la dirección de la compañía. En el mercado laboral actual, tan cambiante y competitivo, tiene especial importancia la formación que distingue profesionalmente a quien la concluye. Una persona con contactos en su sector, con habilidades directivas especiales, y capaz de comunicar eficazmente y de liderar de manera natural, estará en disposición de ser más valioso y versátil en su puesto de trabajo o de ampliar el negocio que lidera. Las maestrías en Administración y Dirección de Empresas ayudan a conseguir todas estas competencias. Invertir más o menos tiempo en esta formación es importante: los MBA son una garantía de futuro. ______________ La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) cuenta con una amplia oferta formativa online en el ámbito de los MBA en Perú que incluye, entre otras, las siguientes maestrías: MBA, Executive MBA, Tech MBA, MBA in English y Master in Management (MIM). Más información:

__________ La Guía MBA consta de más de 20 capítulos en los que encontrarás respuesta a las principales dudas sobre la Maestría en Administración y Dirección de Empresas.

Noticias relacionadas

¿Qué mejora salarial aporta un MBA?

Una de las razones principales para estudiar un MBA es conseguir una mejora profesional. Diversos estudios confirman que existe un considerable incremento del salario medio, y los sueldos iniciales son también bastante más elevados que los de otros graduados.

¿Cuáles son los principales contenidos en un MBA?

No todos los MBA son iguales ni comparten los mismos contenidos. Los planes de estudios de los más prestigiosos abordan un número de asignaturas comunes que son la base de una formación de excelencia.

¿Qué aporta un MBA a mi carrera?

Un MBA es una fábrica de líderes. Es una garantía de empleo y de prestigio profesional que te aporta capacidades y conocimientos indispensables para tu éxito profesional.